'El hombre equivocado', el avance semanal: Entre rejas

Qué va a pasar en 'El hombre equivocado': Ezgi es detenida por culpa de Serdar y Özgür trata de que sea liberada.

el hombre equivocado
Productora

      Ezgi y Özgur disfrutan de una agradable velada junto con sus amigos. La enamorada pareja baila sobre la pista de un local cuando varios agentes se persona en el lugar y detienen a Ezgi. “Lo sentimos mucho, pero la señorita debe acompañarnos para declarar acerca de una denuncia que se ha interpuesto en su contra”, comentan los oficiales.

      Atasoy trata de defender a su amada e impedir que se la lleven, pero nada de lo que hace surte efecto. Deniz trata de tranquilizar a los presentes y asume la defensa de su amiga. Acto seguido, el grupo de amigos al completo se presenta en las dependencias policiales para darle apoyo a la detenida. La joven permanece encerrada en una de las celdas.“Deberá quedarse aquí hasta que se solucione todo”, comenta Deniz.

      La venganza de Serdar

      Özgur piensa que todo lo que está pasando tiene que ver con la trampa que Tolga les ha tenido: “Le dije que le venía el restaurante si no denunciada a Ezgi, pero ese traidor no ha cumplido con su palabra”. Desesperado, el hostelero busca a su primo para ajustar cuentas. Llega a sus restaurante y le exige a Gizem que avise a Tolga, pero ella le responde que su jefe no está: “Te estás equivocando de culpable”.

      Atasoy no sospecha que el culpable de que su amada esté en prisión no es otro que Serdar. El médico, en complicidad de Yesim, ha ocultado todas las pruebas que prueban la inocencia de Ezgi en el supuesto fraude que ha cometido. El ginecólogo, cegado por la rabia, piensa hacer lo que se para vengarse de la que ene algún momento fue su novia: “Se arrepentirá de haberme despreciado, lo juro”.

      This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
      Publicidad - Sigue leyendo debajo