Linda Evangelista reaparece tras enseñar las secuelas una mala cirugía estética

Tras confesar que ha pasado los últimos años alejada de los focos por culpa de una intervención que le ha "desfigurado completamente", la modelo ha demandado a los responsables por 50 millones de dólares.

linda evangelista, antes y después de la operación estética que la desfiguró por completo
Gtres

Linda Evangelista ha pasado cinco años horrorosos, encerrada en su casa por culpa de la depresión que le causó una cirugía estética que no tuvo el resultado esperado. Pero la top-model, que cuando estaba en la cima de su fama llegó a declarar que no se levantaba por menos de 10.000 dólares al día, ya se ha recuperado, y tras contarle al mundo su drama, la hemos podido ver disfrutando de una tarde de compras.

Ataviada con un cómodo chándal negro y sin pizca de maquillaje, la modelo canadiense se paseó por un centro comercial de la Gran Manzana, en Nueva York, donde adquirió algo de comida y unas flores. Como se puede apreciar en las fotografías, la imagen de Linda poco o nada tiene que ver con la que nos tenía acostumbrada cuando en los años 80 y 90 desfilaba por las pasarelas de todo el mundo junto a las top más importantes. Después, desapareció repentinamente y ahora ha decidido contar su historia por si pudiera ayudar a alguien.

A la izquierda, el aspecto que luce ahora la modelo canadiense. La vimos paseando por Nueva York tras superar la depresión que le generó su intervención estética. Y a la derecha, Linda en una foto de archivo en el Festival de Cine de Cannes. Era una de las modelos más cotizadas de las pasarelas en los años 80 y 90.
Agencia

Linda Evangelista sufrió depresión

"Me hice un tratamiento de criolipólisis, que reduce la grasa aplicando frío. Pero en mi caso, aumentó mis células de grasa y me deformó de forma permanente incluso después de pasar por dos cirugías correctoras. Me han dejado irreconocible. Además, he desarrollado hiperplasia adiposa paradójica, un riesgo del que no me advirtieron antes de someterme al tratamiento", desveló. Esto le hizo caer en una depresión, de la que acaba de salir: "Caí en una profunda tristeza y en las más bajas profundidades del autodesprecio". Por supuesto, Linda ha decidido demandar a la empresa que le hizo el tratamiento y le pide una indemnización de 50 millones de dólares.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada